Autores: Rebeca García, Laura Rodríguez y José Miguel Carretero
(Laboratorio de la Evolución Humana de la Universidad de Burgos).

Situación del yacimiento de Venosa-Notarchirico.
Mapa de: https://www.freepnges.com/png-nn1o2v/. Montaje de los autores.

Venosa-Notarchirico es un yacimiento del Paleolítico Inferior descubierto en 1979 situado en el sur de Italia (Basilicata). Se comenzó a excavar en 1980 bajo la dirección de profesor Marcello Piperno de la U. de la Sapienza de Roma (fallecido en el año 2022) que durante 30 años excavó, analizó y musealizó el yacimiento. Durante la campaña de 1985 se descubrió parte de un fémur humano atribuido a una mujer, pero que 30 años después hemos podido reevaluar a la nueva luz de las nuevas excavaciones iniciadas en 2016 bajo la dirección de la profesora Marie-Hélène Moncel, del Museo de Nacional de Historia Natural de Francia.

El yacimiento de Venosa-Notarchirico esta musealizado en la actualidad.
Tomada de: https://es.wikipedia.org/wiki/Notarchirico

Este nuevo estudio, en el que participan los investigadores del Laboratorio de la Evolución Humana de la Universidad de Burgos Rebeca García, Laura Rodríguez y José Miguel Carretero, junto un equipo internacional de arqueólogos y antropólogos, proporciona una imagen más actualizada y amplia del yacimiento, incluida la crucial fecha de 661- 614 milenios (ka) para el espécimen humano, antes considerado de unos 300 milenios. Esto convierte al fémur humano de Venosa-Notarchirico en el homínido fósil más antiguo hallado hasta la fecha en la península itálica, asociado además a una de las primeras evidencias de la cultura Achelense en Europa Occidental, que ha permitió a los investigadores retroceder en el tiempo el origen de esta cultura.

Bifaces y herramientas bifaces achelenses del yacimiento de Notarchirico realizadas en piedra caliza Tomada de: Moncel, MH., Santagata, C., Pereira, A. et al. The origin of early Acheulean expansion in Europe 700 ka ago: new findings at Notarchirico (Italy). Sci Rep 10, 13802 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-68617-8

No es mucho lo que se puede decir sobre un trozo de hueso, y mucho más difícil decir si es de hombre, mujer o si es un individuo juvenil o adulto, pero en nuestro artículo hemos realizado un análisis comparativo de sus rasgos externos e internos (mediate Tomografía Axial Computarizada) contado con un arma secreta, los restos humanos de la Sima de los Huesos de Atapuerca, el mejor referente de la morfología de los humanos arcaicos europeos. Esto nos a permitido determinar que este fémur no perteneció a una mujer adulta, como se había pensado hasta ahora por su tamaño, si no aun individuo hacia al final de su adolescencia. No ha sido tarea fácil, pero la Sima de los Huesos junto a las increíbles colecciones arqueológicas de referencia custodiadas en el LEH, como son las de San Pablo y San Amaro, nos han proporcionado las pistas necesarias para hacer este diagnóstico. Para ello ha sido importante el estudio mediante el TAC del espesor relativo de las paredes del hueso, que cambia con la edad.

Vista anterior (izda.) y posterior (drcha.) del fragmento de diáfisis del fémur VN-1 (Autores)

También hemos podido reevaluar en este trabajo una conspicua patología que presenta el fémur y que afecta a su capa de tejido más externa, el periostio. Este presenta claros signos de inflamación con formación de una nueva capa de hueso amorfo que cubre su superficie. La causa de esta afección no es fácil de determinar, ya que diversas enfermedades pueden dejar una huella similar a esta. Sin embargo, tras evaluar diferentes opciones como la osteomielitis, tumores, desordenes circulatorios o alteraciones metabólicas, el diagnóstico diferencial nos lleva a sugerir una alteración de origen inflamatorio probablemente debida a una herida infectada que le produjo una periostitis. Lo significativo es que este joven debió padecer esta inflamación, y los consiguientes dolores, durante al menos una o dos semanas, que es el tiempo que necesita el hueso para reaccionar y producir el nuevo hueso alterado. Aunque no podemos asegurarlo, pensamos que esta periostitis pudo estar relacionada con la causa de la muerte de este joven individuo. Sin duda, la vida no era fácil en la prehistoria.

Sección transversal del fémur VN-1 donde a la izquierda se puede apreciar la capa de hueso más poroso alterado por el proceso inflamatorio (autores).

Desde el punto de vista evolutivo, este pequeño fragmento también nos ha proporcionado información interesante. Al comparar la estructura interna de Notarchirico, que no está alterada por la patología, con la de los ejemplares de la Sima de los Huesos, hemos detectado diferencias en la distribución del hueso cortical a lo largo de la diáfisis que algunos autores ya habían detectado también entre SH y otros fémures arcaicos de Europa y Asia. En este rasgo, el ejemplar italiano se parece menos a los fémures de la Sima, que a esos otros fémures arcaicos europeos como los del yacimiento francés del L’Arago o a los fémures asiáticos de Trinil y Zhoukoudian, atribuidos a Homo erectus. Esto viene a apoyar la existencia de dos humanidades distintas en el Pleistoceno Medio europeo, una directamente antepasada de los Neandertales a la que pertenecerían los humanos de la Sima de los Huesos y, otra con rasgos craneales, dentales y postcraneales más arcaicos que representaría a una humanidad distinta no implicada en el origen de los Neandertales y a la que pertenecerían fósiles como los de Aragó, Petralona, la famosa mandíbula de Mauer y ahora el fémur de Notarchirico.

En definitiva, aunque los fósiles nunca son tan completos como nos gustaría, incluso restos parciales e incompletos pueden proporcionarnos información relevante.

Referencia:

Micarelli, I., Minozzi, S., Rodriguez, L., Di Vincenzo, F., García-González, R., Giuffra, V., Pain, R.R., Carretero, J.M., Fornaciari, G., Moncel M.H. and Manzi, G. (2024). The oldest fossil hominin from Italy: Reassessment of the femoral diaphysis from Venosa-Notarchirico in its Acheulean context. Quaternary Science Reviews334, 108709. https://doi.org/10.1016/j.quascirev.2024.108709